¿Qué es una alarma para mascotas?

Los detectores de movimiento para tu sistema de alarma de son una parte crucial de la seguridad de tu casa. No obstante, para los propietarios con mascotas, estos sistemas se vuelven problemáticos, cuando al moverse dentro de casa las mascotas activan la alarma mientras no hay nadie en casa y la alarma está activada.

¿Qué es una alarma para mascotas?

Antes de nada, vamos a aclarar conceptos acerca de las alarmas para mascotas.

Los sistemas de alarmas para mascotas no son tan especiales o tan diferentes de los sistemas de alarmas para el hogar estándar, por lo que no tienen por qué ser más caros.

Por ejemplo, el panel de control principal de una alarma para mascotas es similar al de una alarma para el hogar estándar.

Lo que es diferente es la parte inteligente, que convierte el sistema en “apto para mascotas”, son los sensores de movimiento suministrados con el panel de alarma, es decir, el PIR (sensor de movimiento infrarrojo pasivo) apto para mascotas.

Estos sensores están diseñados para ser tolerantes a las mascotas, para ignorar cualquier cambio en el infrarrojo pasivo (movimiento del calor corporal) a nivel del suelo, hasta 35 kg de peso / masa.

¿Cómo funcionan los sensores PIRs para mascotas?

Un detector de infrarrojos pasivo (PIR) está diseñado para detectar el movimiento del calor corporal (energía infrarroja pasiva). El detector comprueba permanentemente si existen diferencias térmicas en el entorno.

En un espacio vacío cerrado como una habitación, un salón o algún espacio similar de la casa, la energía infrarroja tiende a ser bastante estable y no tiende a cambiar rápidamente. Pero, en el momento en que una persona entra en ese espacio, el infrarrojo pasivo emitido por un ser humano es visto como un gran cambio en el ambiente y el detector activa la alarma.

Mascotas pequeñas y el control de sensibilidad PIR

Los detectores de movimiento de alarma utilizan sensores de infrarrojos pasivos (PIR) para escanear cualquier habitación en la que se encuentren. Estos detectores utilizan calor para detectar movimiento en la habitación y cuando un cuerpo caliente como un humano o un animal pasa por el área que está monitoreando (su campo de visión) el sensor detecta el cambio. Aquí toman importancia los sensores PIR que se adaptan a las mascotas. Esto significa que tienen ajustes que están calibrados para ignorar las fuentes de calor de animales que pesan aproximadamente 15 kilos o menos (en ajuste medio) y unos 30 kilos o menos (en ajuste bajo).

Mascotas grandes y compatibilidad con la alarma

Los perros grandes probablemente activarán una alarma para mascotas si tienen libertad de movimiento en la casa. Si tienes una mascota que pesa más de 35 kilos, entonces tienes un desafío más difícil por delante. Con ese tamaño, es mucho más probable que tu mascota active la alarma. La manera más fácil de asegurar de que tu mascota no activa una falsa alarma es asegurarte de que tus mascotas no pueden entrar en las habitaciones donde están los detectores de movimiento mientras tú no estás en casa.

Una solución Puede ser cerrar las puertas de casa para encerrar a las mascotas en una sección de la casa que no tenga detectores de movimiento. Si la distribución de tu casa es un poco más abierta, quizás tengas la posibilidad de utilizar puertas de seguridad interiores para mantener a tu perro, tu gato u otro tipo de mascota, alejado de la zona de vigilancia. Si estamos hablando de un gato, puede que tengamos que pensar en otra solución ya que suelen escaparse de un sitio a otro con más facilidad que otros animales.

Si tus mascotas grandes se desplazan libremente por la casa, tendrás que tener en cuenta otros dispositivos de seguridad además de los detectores PIR.

Por ejemplo, se pueden instalar sensores de apertura de puertas y ventanas que detecten la apertura no autorizada cuando la está alarma armada. También hay detectores de rotura de cristales, un detector de rotura de cristal detecta el sonido y la frecuencia de la rotura de cristal. Esto obviamente activó el sistema de alarma, cuando esté armado, si alguien rompiera una ventana para entrar en tu propiedad.

¿Por qué debes considerar comprar una alarma inteligente adaptada a las mascotas?

Una alarma inteligente no es recomendable solamente para los dueños de mascotas, pero es lo recomendable en el caso de que tu tengas animales en casa. Y La razón principal es la “tranquilidad”. Y en este aspecto la característica principal de la alarma inteligente, que sobresale, son las cámaras con sensores PIRs.

Una cámara PIR está diseñada para tomar una instantánea, o secuencia de instantáneas (en formato jpeg), de lo que el PIR ve en la habitación en el momento de la activación de la alarma. Las imágenes se envían directamente a tu dispositivo móvil a través de la aplicación de alarma instalada en tu teléfono.

 Cuando se activa una cámara PIR – en lugar de que suene la alarma durante 20 minutos, molestando a tus vecinos, por no hablar de los nervios que va a sufrir tu querida mascota, puedes ver (casi en tiempo real) si la activación es un verdadero robo o si ha sido el gato que se ha escapado del sitio donde tu le habías dejado, por ejemplo.

Desde tu dispositivo, puedes desarmar remotamente el sistema de alarma y volver a armarlo.

Precios de las alarmas antirrobo compatibles con las mascotas

Si asumimos que el operario que te instala el sistema solamente cambiara los PIRs estándar por PIRs adaptables a las mascotas, una alarma para mascotas no debería costar más que una alarma estándar. Si la compañía intenta decirte lo contrario. ten muy claro de que no tienen la razón y es mejor que evites esa empresa. Otros factores, como la instalación de diferentes detectores, como detectores de apertura de puertas, rotura de cristales, pueden aumentar el precio.

Deja un comentario

Carrito de compra
A %d blogueros les gusta esto: